“Techos en pasta de Temple liso”

Sin categoría
  1. Techos en temple: todos los pintados en temple blanco liso. Se hace así porque el temple puede absorber un poco de humedad y así en caso de condensación de humedad en el techo no tendréis gotitas lloviendo en vuestras cabezas. Además es lo primero que se debe hacer, porque así las gotas que salten del rodillo no mancharán las paredes ya pintadas. Hacerlo es fácil (bueno yo llevo tanto tiempo haciéndolo que me parece fácil).
    1. Material: Comprar siempre material de primera calidad, nada de ofertas o packs, a la hora de la verdad se nota mucho mucho. Necesitaremos una bolsa de temple por cada 60 metros cuadrados de techo (contando dos manos), un brochín para recortar, una lata vacía donde hacer la mezcla, un rodillo para temple liso y un palo alargador de aluminio a ser posible.
    2. Envase: El temple viene en bolsas de plástico cerradas con un hierro, este hierro se abre con una espátula, con el lado ancho, metemos la espátula en el hierro y hacemos un giro y listo.
    3. Preparación: Para el temple necesitamos un cubo y agua, normalmente será una lata de pintura ya vacía y limpia (que no te queden restos rojos o el temple se teñirá). Echamos el temple en el cubo, la cantidad a echar es mas o menos la mitad de la lata que estemos utilizando. Después le echamos agua, aproximadamente litro y medio para una lata de 12 litros de capacidad, si el agua es caliente mejor ya que ahora hay que remover la pasta con las manos hasta que quede sin grumos, y si la metes fría la mano se te queda pajarito, según estemos removiendo podemos ver que la pasta necesita mas o menos agua, para comprobar lo diluida que está cogemos una brocha y la mojamos hasta la mitad en la pasta y pintamos un brochazo en la pared, para que esté en su punto la brocha debe deslizar bien pero no debe gotear. Si no desliza bien hay que echar mas agua (con una mojada así bien empapada debería darnos para un brochazo bien dado de la longitud de nuestro brazo ) y si gotea, pues mas temple, sin miedo.
    4. Aplicación: Primero hay que recortar con una brocha las esquinas, la brocha siempre debe ir bien empapada y solo se realizará el recorte en la primera mano ya que la brocha satura mas y si lo hacemos en las siguientes se nota la marca. Lo siguiente es el rodillo (preguntar por un rodillo y una brocha para temple liso en la tienda y pagar por uno bueno, la diferencia es brutal al usarlos) y un palo para el mismo, ahora los hay de aluminio muy útiles y ligeros. La técnica para pintar techos con rodillo sin manchar o salpicar es cosa de práctica así que no os preocupéis si las primeras 100 veces salpicáis mas que pintáis, jejeje. Hay pequeños trucos a usar, lo primero es al mojar el rodillo la secuencia es la siguiente: metemos el rodillo entero, sacamos un poco sin sacarlo de la lata, quitamos el excedente de unas sacudidas secas de tal manera que este caiga en la lata. Lo segundo, la primera pasada siempre se debe hacer hacia uno mismo, apoyamos el rodillo en el techo lo mas lejos de nosotros que nos permita el palo y lo arrastramos, sin presionar el techo!! hacia nosotros, si vemos que lleva aún mucha pintura repetimos el mismo movimiento, una vez que ya va fino, podemos hacer el movimiento hacia fuera. El sentido de la aplicación es indiferente, empezando por una esquina vamos aplicando toda la pared, pero una vez elegido el sentido (a lo ancho a lo largo) siempre mantenemos el mismo, incluyendo las siguientes manos.

2 comentarios en ““Techos en pasta de Temple liso”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .